jueves, 26 de agosto de 2010

Lo que realmente me convirtio en mujer

Recuerdo que cuando era pequeña, al ordenar algo o al ayudar a mi mamá, mi papá decía muy orgulloso “es toda una mujercita“. Pero claro, yo me comparaba con mi mamá y veía que me faltaba mucho para ser como ella.

Al llegar a los 12 años, se presentó mi primera mestruación. Muchas de las mujeres y amigas de la familia me decían “ahora eres una señorita, una mujer”

Y antes que era? Puercoespín?

Crecí y ya pasados mis 21 años, tuve mi primera experiencia sexual con el que fue mi primer novio. Mis amigas me preguntaban que sentía al haberme convertido en “mujer“. Pero a mí me parecía que ser mujer era algo más que vivir sola, mantenerme sola y tener relaciones con mi novio.

Un día, con 28 años, quede embarazada. Con todas las dudas del mundo decidí llevar mi embarazo sola. Dije “esto es lo que haría una mujer de verdad“.

Pero seguía con mis dudas…

Unos meses luego de nacida Sofia yo ya tenía 29 años y estábamos instaladas en Cancún. Mientras le cambiaba su pañal, ella fijo su mirada en la mía… y me regalo una sonrisa hermosa, intensa, sin dejar de mirarme.

Desvíe la mirada y solté unas lagrimas y dije en voz alta “esto es ser mujer”. No por la parte de las lagrimas. Mi hija me convirtió en una mujer de verdad, en una mujer completa.

En mi caso, lo mejor de ser mujer es que fui capaz de parir a Sofia. Cada vez que le cambio el pañal, la visto, le doy su biberón o le preparo la pañalera para ir a la guardería, me siento una MUJER, una mujer con todas las letras, por fin !!!!

Texto compartido por @mamasybebes

LOS VINCULOS

Increíble como uno crea lazos y vínculos con personas y no nos damos ni cuenta. Hoy en la mañana voy a dejar a mi hija al jardín, como todos los días, y me desayuno con la noticia que me da la educadora, la Fran, como le dicen todos los niños, que trabajará en el jardín hasta el viernes, plop, fue como un balde de agua fría, no lo podía creer.

Me lo cuenta hoy, pues mi hija no vuelve al jardín hasta la segunda semana de agosto porque nos tomamos estos días de vacaciones, o sea, hoy era el ultimo día que la veíamos, así que nos abrazamos con la Fran y lloramos, ahí me di cuenta lo importante que era para mí que ella estuviera con mi hija y la sensación de desamparo que sentí al saber que no estaría mas.

La Fran fue la que la recibió desde el primer día que mi hija entro al jardín, fue la que la consoló cuando lloraba la primera semana, fue la que me tranquilizo a mi cuando con angustia la deje el primer día, era la que se preocupaba que comiera al menos 1/4 de comida al almuerzo y que se tomara toda su leche, la que escuchaba mis pesares y peleas con mi hija en las mañanas, en fin, era a la que veíamos todos los días desde hace dos años.

Tristeza sentí también por mi hija, que sé lo mucho que la quiere y va a extrañar, cuando la fui a retirar en la tarde le dije que se despidiera con un fuerte abrazo pues ya no la veria más y le expliqué que la Fran ya no estaría en el jardín, mi princesa me miro con esos ojitos que solo ella sabe poner cuando tiene pena y me dice: nooooo, que no se vaya, y nunca más la voy a ver??....

Pero así es la vida, solo adelantamos la despedida de fin de año, cuando deje el jardín para pasar al colegio. Quizás en unos cuantos años más mi hija ni se acuerde de la Fran, pero al menos yo, siempre le estaré agradecida del cariño, compresión y amor que le entrego por dos años todos los días, de todo corazón mil gracias.

Y es así como creamos lazos con personas, sin pensarlo, y así tambien algunas pasan por nuestras vidas y luego se olvidan, espero este no sea el caso.
 
Texto de @pameazocar

jueves, 19 de agosto de 2010

El Hilo Rojo

Desde que nació mi hija siempre he sido muy fiel a los consejos del pediatra, y debo reconocer que aunque mi mamá me ha ayudado mucho, a la hora de ciertas situaciones tomo en definitiva la opinión médica, o al menos así era hasta unos días.

Me encontraba yo en la tarde revisando como estaba quedando la habitación de la niña cuando me di cuenta que tenía hipo, no tenía mucho tiempo que le había dado de comer, y no era la primera vez que le sucedía, por supuesto el pediatra me había dicho que la sostuviera en mi hombro y le diera unas palmaditas en su espaladita, yo por supuesto y con toda la calma del mundo (como toda una mamá experta..ajá) pues lo hice…y nada, seguía con hipo.

“Ya se le pasara” pensé yo, pero ya no estuve tranquila, continúe con ella y sólo me miraba con su carita de “Mamá que pasa”, y me empecé a poner nerviosa, pero bueno es sólo hipo no? Qué puede pasar?

Lo que seguía era darle un poquito de agua fría… y nada todo igual OMG

Estando a punto de llamar al pediatra o llevarla a Urgencias (bonita me hubiera visto, pero en ese momento era capaz de todo) cuando sonó el teléfono, y al responder, era mi mamá : “ Hola Becky como está la Bebe” y yo sólo dije “mamá qué bueno que llamaste, Alma tiene hipo y no se le puede quitar” dije yo casi llorando.

Mi mamá con toda naturalidad dijo: ”y ya le hablaste al pediatra?” ok aquí debo confesar que cuando me decía que hiciera tal o cual cosa yo siempre sonreía y comentaba : “ Pues el pediatra me dice que es mejor…” y así sucesivamente.

Por lo que sus palabras tenían un trasfondo.

“ Mamá por favor que puedo hacer” dije yo toda desesperada, y su respuesta fue:

“Pues ponle un hilo rojo en la frente” awwwww, pensé yo, a ver un momento que tiene que ver un hilo rojo en la frente para que se quite el hipo.

“Estas jugando verdad Mamá” Le respondí yo muy seria” que clase de consejo es ese ¬¬

“Pruebalo Becky y si no pues tendrás que llevara con el Dr.”

Seguimos con una serie de intercambio de palabras en uno u otro sentido, terminamos de hablar (finalmente) y me quede pensando:

Veamos Becky mujer del siglo XXI que todo lo ve en Internet, tienes redes sociales, blogs, E-mal, flavor.me, páginas web, y sin contar con un excelente pediatra, le harás caso a tu mamá en la ridícula idea de un hilo rojo?????!!! Por favor!!!



Y la Bebe seguía con hipo, al borde de la desesperación que llego a mi recamara a buscar un hilo, pero a ver un momento y dónde demonios voy a conseguir uno, porque caray apenas estoy aprendiendo a cocinar, pero costurera? Pues no, no creo tener tanto talento (mujer del siglo XXI no? ¬¬)

Casi llorando revise mi ropa y si, ahí encontré una falda de color rojo, de inmediato busco la costura (Adiós falda favorita), encuentro lo que buscaba y listo.

Voy con mi BB, seguía con hipo y solo se reía al verme, y de inmediato manos a la obra, hilo rojo en la frente y lo detuve con un poquito de saliva.

Me sentí la más tonta, ya casi pensando en hablarle a mi esposo para que me alcanzara en Urgencias y de repente y por arte de magia……..se le quitó. :O

OMG no puede ser, pero de inmediato pensé “ de seguro fue los remedios del pediatra, tardaron pero al final funcionaron, Hilo rojo, por favor eso no existe”

Pero aun así debo reconocer que al menos y en este round Mi mamá 1 Pediatra 0

Caray en otro post comento más cosas que me han pasado, pero esto si fue todo un suceso.

Creo que aunque suene a cliché, temo decir algún día:

“Mamá cuánta razón tenías”

Texto de @almarebecca

Carta de una fan a Katy Perry

La siguiente colaboracion la escribi hace ya un año, y te comento que es una historia real, hace algun tiempo y con motivo de mi trabajo social ayude en un instituto para niñoz con cancer y me conmovio mucho una historia de una niña de 10 años que lamentablemente murio.

Algun tiempo despues me encontre con su mama alla en Tijuana y platicamos un rato, por lo que decidi dar un modesto homenaje a la niña. por supuesto cambie muchas cosas,desde el artista que le gustaba a la niña y otros detalles, pero la carta si existio y me llego al corazon.
Publicado por Alma Rebecca Yañez

“Hola Katy, que tal!!!

Si Katy te confieso que desde el primer momento que escuche tu canción “ Hot´n´Cold” me impactaste, aun recuerdo esas primeras notas, esas primeras frases, como me sorprendió oír la potencia de tu voz, con la energía en cada una de las palabras, de verdad que llego hasta el último rincón de mi corazón.

Yo no sé inglés pero varios amigos si saben y me han dicho lo que significa, apunte en una libreta toda esa canción y cada que la oigo me imagino que eres tú la que me la canta a mí, si a mí y en mi idioma, que lindo seria no?

No sabes cómo le pedí a mi papa que me pudiera comprar tu CD, y es que sabes no estamos precisamente en una buena situación ahora, así es que ahorrando cada peso, cada centavo que al finalizar del día me quedaba de el dinero que me daban para gastar en la escuela, pude comprar uno.

Creo que me supe de memoria todas y cada una de tus canciones, desde "I kissed a Girl", pasando por "Lost", "One of the boys" y por supuesto una de mis favoritas “ I am still Breathing” que en definitiva dice todo lo que en este momento siento.

Algunas las tradujeron para mí y otras pues aunque no les entendía para mi se oían Como el sonido de Ángeles.

Ponía el CD en la mañana en la tarde y en la noche, y nunca me canse de oírlo, mi mama no decía nada, estaba feliz de que estuviera yo tan animada.

También mis amigas les gusta Katy, en la escuela entrando a Internet me di cuenta que existían cientos de fotos, videos y un sinfín de cosas y recuerdos de Katy, pero como dije a diferencia de muchas de mis amigas yo no tengo computadora asi es que en los ratos de la clase de computo me doy mis trucos y veo uno que otro video, si asi con el volumen bajito, sin hacer casi ruido, disfrutando las notas de Hot ´n´Cold, yo creo que mi profesora se da cuenta pero no me dice nada, ella entiende.

Katy quisiera pedirte que el día que vengas a México, vengas a verme, sí ya sé que tienes muchas ocupaciones y claro miles de fans, pero sería hermoso que cantaras conmigo, dicen que tengo buena voz, así es que prometo no desentonar mucho, ¿te imaginas cantar tu y yo, aquí en esta pequeña casa de sueños?, y si es pequeña pero con mucho amor y una familia que me quiere.

Aun respiro, como dice la canción y las fuerzas me quieren abandonar ya casi es hora de que me vayan a operar, estoy un poco enferma pero dicen los doctores que estaré mejor, aunque no entiendo porque mis papas están tristes, si solo es una operación pequeña, ya quiero estar bien, quiero ver a a Katy cuando venga a México, estoy segura que cuando vea esta carta tocare a su corazón y ella vendrá aquí conmigo.

Bueno me despido, Mamá no llores yo estoy bien, si no ¿quién me a llevar a ver a Katy cuando venga a México?, y ¿sabes? me parece estar escuchando a Katy, si al final de mis sueños, ahí está, si ahí está Katy, la veo la veo…..”

Texto compartido por @almarebecca

lunes, 9 de agosto de 2010

¿Y tus sueños?

De cuando en cuando se repite la escena, por diversas circunstancias me revolotean esas preguntas, ya sea hechas por alguien más directa o indirectamente, o bien, hechas por mi conciencia ¿dónde quedaron mis sueños infantiles? ¿Qué pasó con ese plan de vida que establecí hace algunos años? ¿Cómo es que se han ido dando las cosas?

Cuántas sueños abandonados, cuántos que cambian de rumbo, metas modificadas, sueños que se fusionan con los de alguien más, sueños reprimidos… creo que esos son los peores, aquellos que no llevamos a cabo por represión personal o ajena. Sueños pospuestos, para mejor ocasión, para cuando los hijos crezcan, para cuando…

También están los sueños de los que no nos queremos hacer responsables, esos que creemos que van a llegar solos, que no tenemos que hacer nada para alcanzarlos, que caerán así, como por milagro y otros que son poco comprometidos, hay quienes en vez de tener sueños propios deciden sumarse a los de los demás, como lapa, se acomodan muy cómodamente y se trepan al sueño ajeno y listo.

Hay sueños frívolos que se refieren sólo a placeres materiales, mediatos, válidos también, siempre y cuando no sean los únicos que existan pues el vacío que dejan al alcanzarlos es como un hueco que no se puede llenar.

Están también los sueños altruistas, los humanitarios, los de grandeza, los de reconocimiento y triunfo, los nobles, los sueños ocultos que nunca nos atreveremos a revelar.

¿Y tú, qué soñabas? ¿Te veías a futuro así, como estás hoy? ¿Qué tanto has dejado de lado por compartir los sueños de alguien más? ¿De qué manera puedes perseguir tus propios sueños e ideales sin sentirte culpable por no cumplir con las expectativas sociales o de quienes te rodean?

¿Qué pasó con esos sueños que están lejos de lo material y que por querer darle lo mejor a tu familia has tenido que dejar de lado por trabajar a un ritmo acelerado?

Deseo que no pierdas de vista tus sueños, que éstos sean los suficientemente flexibles como para sentirte satisfecho(a) aún cuando las circunstancias te impidan visualizar las cosas tan claramente como esperabas.

Se necesita valor para alcanzar los sueños, para ir tras ellos contra toda adversidad, contra estereotipos, prejuicios, envidias y complejos.

Al final de cuentas, vale más la pena esta lucha que vivir recriminándole a los que nos rodean el no haber realizado nuestros sueños por haber dado prioridad a los sueños ajenos o el recriminarnos eternamente esa falta de decisión para tomar las riendas de nuestra vida.

Pues a final de cuentas, ya lo decía William Shakespeare, somos del mismo material del que se tejen los sueños, nuestra pequeña vida está rodeada de sueños.

Texto compartido por @sancanom
 

Mamás Tuiteras | Desenvolvido por EMPORIUM DIGITAL